Revuelto de gambas y gulas

Revuelto de gambas y gulas

El revuelto nos saca del apuro a más de uno ¿a que si?

Ya que estamos preparando un revuelto, porque no darle un toque de valor al plato, combinando productos que casan como si hubieran nacido el uno para el otro y resaltando los sabores de cada uno de ellos. El revuelto se puede hacer de mil maneras. En los países anglosajones no se complican la vida al respecto y los presentan solos acompañados del clásico bacon. Por eso su cocina no es tan prestigiosa como la mediterránea.

Aquí siempre le damos una vuelta a todo, y más si es para comer. En esta ocasión haremos un clásico revuelto de gambas y gulas. Y como vais a comprobar no es ni tan caro ni mucho menos difícil.

Freímos en 4 cucharadas de aceite el ajo laminado y la cayena a una temperatura elevada. Al empezar a dorarse añadimos las gambas ya peladas y/o descongeladas. Cuando empiecen a ganar ese color blanquecino añadiremos las gulas y el perejil bien picado. Pasados unos 3 minutos bajaremos el fuego, casi apagado e incorporamos los huevos, tal cual. Los vamos rompiendo y removiendo pausada y constantemente. Al cuajarse el huevo, sin pasarnos, porque queremos que quede jugoso el plato, retiramos del fuego y servimos nuestro revuelto.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 gr  de gulas
  • 500 gr de gambas congeladas
  • 3 ajos grandes
  • 4 huevos
  • perejil
  • cayena
  • pimienta blanca y sal

Notas:

  • Si tenéis tiempo usad gamba fresca y reutilizad las cabezas para un fumé para el día siguiente. Algún plato de pescado os lo agradecerá.

Receta de dificultad: básica, básica

Precio aproximado de la receta (4 personas): 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *