Risotto de setas

Risotto de setas

Confirmado: Nos hemos aficionado a hacer risottos

Vaya gozadica cuando aprendes a hacer unas recetas de risotto. y la verdad ha sido un plato que a un servidor no le ha gustado en la vida. Pero fue probarlo, degustarlo y aprenderlo a hacer y sucumbir plenamente a ese quesito parmesano o a esa mantequilla que deja cremoso del todo el arroz almidonado que se ha preparado con mimo.

Como veis, es un tipo de receta que engancha. La verdad, todo hay que decirlo, no es una receta fácil. No por su complejidad en preparar los pasos o tener los ingredientes; sino más bien en el tiempo que tienes que emplear para realizarlos. Los risottos son muy sacrificados para los que no tienen tiempo, además hay que comérselos en el momento de terminar de hacerlos, sino son como para estampar en pared.

Preparamos nuestra base para el risotto, que esta vez la haremos de lo más típico que se suele ver en los restaurantes: risotto de setas y champiñones. Lo primero sera colocar la cebolla, en un recipiente parecido a una paellera o una olla semiprofunda, e ir friéndola a fuego medio con 4 cucharadas de aceite de oliva, hasta que la cebolla se quede transparente.

El siguiente paso es añadir los champiñones y las setas previamente cortadas y lavadas a nuestra base para el risotto, y subir el fuego un poco. Añadimos entonces la sal y la pimienta blanca. Al transcurrir 5 minutos añadimos el vino blanco y subimos el fuego. Incorporamos entonces el perejil bien picado y nuestro toque especial: un poco de canela rallada (no os paséis).

A los 5 minutos bajamos el fuego otra vez a nivel medio e incorporamos el arroz bomba que iremos mezclando bien con el resto de ingredientes del risotto. Así irá soltando el almidón poco a poco. Mientras tanto pondremos a hervir el caldo de pollo y lo iremos añadiendo en cazos soperos poco a poco a al arroz. Siempre hay que añadir el caldo o el agua bien caliente y sobre todo procurar no parar de remover constantemente.

Una vez transcurridos unos 20 minutos (sin parar de remover poco a poco y a fuego medio), cuando nos queden por añadir un par de cacitos de caldo (100 ml), introducimos en la receta el queso parmesano rallado y seguimos removiendo. Al acabar de incorporar el caldo y comprobar el estado del arroz, añadimos la mantequilla, que provocará el corte de la cocción, y estabilizará los sabores y aportará más cremosidad. Espolvoreamos con otro poco de parmesano rallado y un poco de perejil picado para adornar y a comer.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 cebolla
  • 500 gr de champiñones
  • 300 gr de setas
  • 300 gr de arroz bomba
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 200 ml de vino blanco
  • 100 gr de queso parmesano
  • 50 gr de mantequilla
  • pimienta blanca
  • canela
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal

Notas:

  • Normalmente la proporción de agua y arroz es la misma que para una paella (3 a 1) pero aquí podremos ir jugando pues no son exactas del todo las medidas, iremos probando siempre el arroz y recordar que siempre tiene que quedar ligeramente “teniente” o al dente.
  • Es muy importante no interrumpir la cocción en la medida de lo posible, y mimar la elaboración, pues en ese paso de añadir el caldo poco a poco, os costará 20-30 minutos el acabarlo.

Reeta de dificultad: media

Precio aproximado de la receta (4 personas): 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *