Albóndigas de bacalao con cigalas

Albóndigas de bacalao con cigalas

Las albóndigas son nuestra debilidad, y el bacalao también

Las recetas que tenemos con albóndigas, aunque deberían ser más, abundan en este blog. Pero es que los pescados y en especial el bacalao no se quedan cortos tampoco. Así que pensamos en combinar dos grandes pasiones de nuestra cocina y el resultado fueron estas albóndigas de bacalao con cigalas.

Lo primero de todo será elaborar concienzudamente la mas de las albóndigas de bacalao, que para ello nos serviremos de un recipiente amplio donde tendremos limpio el bacalao desmigado y desalado, y en otro aparte dispondremos de una mezcla de harina y leche en las proporciones indicadas o las que vosotros consideréis para dar consistencia a la albóndiga. Una vez tengamos ambos mezclaremos todo con un poco de perejil y los huevos batidos y empezaremos a dar forma a nuestras albóndigas, que iremos dejando en un plato con harina para luego pasarlo por pan rallado y sellar bien nuestras albóndigas.

Una vez tengamos todas las albóndigas selladas, sería convenientes dejarlas un par de horas en el frigorífico, pero si no es así las freiremos del mismo modo, en una sartén amplia con abundante aceite, (a poder ser reciclado de otras frituras de pescado para su aprovechamiento),  a una temperatura media/baja y con sumo cuidado de que no se nos abran al darles la vuelta.

Las iremos retirando cuando estén selladas y doradas, y a su vez dejando reposar con trozos de papel para que chupen su aceite. Dispondremos entonces de una olla amplia y con 8 cucharadas de aceite freiremos la cebolla troceada a una temperatura media. Transcurridos 5 minutos añadimos el ajo picado y las cigalas. Incorporamos perejil picado y la pimienta blanca y corregimos de sal.

A los 3 minutos, y manteniendo la temperatura añadimos el tomate frito. Una vez caliente incorporamos el caldo de pescado y dejamos reducir todo durante 5 minutos más. Es entonces cuando añadiremos nuestras albóndigas de bacalao. Dejaremos a fuego lento durante al menos 15 minutos más y ya estarán listas para comer.

 

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 gr de bacalao desmigado
  • 200 ml de caldo de pescado
  • 12 cigalas arroceras
  • 4 dientes de ajo
  • 100 gr de harina de trigo
  • 100 ml de leche
  • 4 huevos
  • 1 cebolla
  • 200 gr de tomate frito
  • 8 cucharadas de aceite
  • perejil
  • pimienta blanca
  • sal

Notas:

  • La consistencia de la albóndiga dependerá de la cantidad de harina que usemos, particularmente las preferíamos melosas, tal y como las hacía mi abuela. Es importante sellarlas bien, como si fueran una croqueta para que no se nos desparrame el interior, y así conserven la forma redonda que deseamos.
  • Las cigalas es un ingrediente opcional que le da un sabor característico, pero lo podéis sustituir por gambas u otro tipo de marisco más económico. Siempre os decimos que juguéis con las ofertas. En este caso las cigalas estaban a buen precio y no nos pudimos resistir.
  • Aunque el bacalao este desalado, es conveniente tener en cuenta su grado de salazón a la hora de cocinar, si observamos que ya tiene suficiente sal para el resto de ingredientes, habrá que tenerlo en cuenta para no estropear nuestra receta.
  • No es que sea una receta dificil en si, pero posiblemente lleva una paciencia especial que otras recetas no llegarían a tener.

Receta de dificultad: medio

Precio aproximado de la receta (4 persona): 15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *