Asado de ternasco con guarnición

ternasco-al-horno-con-guarnicion

Ternasco asado una manera tradicional y sencilla para saciarnos los días duros

Otra receta propia de nuestra tierra Aragón (España), probablemete la más típica y tradicional, el ternasco asado. Nos hemos tomado la libertad de añadirle guarnición al plato que nunca esta demás, pero se suele cocinar solo o con patatas.

El ternasco es el buque insignia de nuestra tierra, cuenta con denominación de origen como muchos otros manjares españoles. Y es que el ternasco es un producto mimado y cuidado desde su más tierna infancia para eventos especiales y celebraciones multitudinarias en cualquier rincón de nuestra geografía, y en muchos más puntos de España.

Cortamos las patatas, previamente peladas y lavadas, en laminas finas de unos 3 mm de grosor, para que a la hora de cocinarse se hagan a la vez que los pimientos verdes y la cebolla, ambos productos cortados en juliana. Añadimos también unos ajos machacados y lo disponemos todo en el fondo de la bandeja de horno con unas 8 cucharadas de aceite de oliva. Sazonamos con sal. Preparamos a su vez las piezas de ternasco que también sazonaremos con sal por ambos lados. Y colocaremos por la parte de la piel

Colocamos la bandeja en el horno previamente calentado a una temperatura de entre 120º-150º, y lo dejamos durante 30 minutos. Pasado ese tiempo le daremos la vuelta, y nos daremos cuenta que la piel ha ido soltando su jugo, añadiremos un vaso de agua al asado y dejaremos otros 30 minutos por el otro lado.

Para darle el ultimo toque, le volveremos a dar la vuelta, comprobaremos la cocción de la guarnición y si tenemos líquido suficiente para que no se nos queme, en caso contrario rectificamos con un poco más de agua. Esta vez subiremos la temperatura del horno a 180-200º y lo dejaremos durante 10-15 minutos más para que se nos tueste la piel.

A la hora de servir podemos hacer un “majado” con aceite crudo, el ajo del asado y perejil fresco para el comensal que quiera.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de ternasco de Aragón (a poder ser)
  • 4 patatas grandes
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde grande
  • 2 vasos de agua
  • 8 dientes de ajo
  • 8 cucharadas de aceite
  • perejil
  • sal

Notas:

  • Cuando vayáis a la carnicería, comprad cuartos traseros y/o paletillas, las costillas también estarán bien pero mejor quedan a la brasa. También podéis aprovecharos de ofertas de comprar el ternasco entero y utilizarlo en otras recetas
  • La paciencia es un grado en esta receta, es la única complicación: el tiempo para que nos quede perfectamente jugosa.
  • Si compramos ternasco de calidad es posible que se nos vaya del presupuesto al que estamos acostumbrados.

Receta de dificultad: fácil

Precio aproximado de la receta (4 persona): 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *